Barcelona es una ciudad cosmopolita con una gran importancia tanto cultural como comercial, financiera y turística. No es sólo arte, sino que también posee soleadas playas combinadas con una sugerente oferta gastronómica.